Milagro en la ruta ‚ÄĒ By Diego Miguel Alba ūüá¶ūüá∑

¬ęContradiciendo toda una vida de escepticismo, el humilde conductor se hab√≠a vuelto creyente. ¬ŅC√≥mo no hacerlo despu√©s de que su transporte aterrizara de emergencia en un intimidante planeta, con los dep√≥sitos de combustible vac√≠os y fuera de cobertura? Sus alternativas se reduc√≠an a repostar o morir.¬†

Abrió completamente los tanques para verificar que estaban vacíos y los dejó así. Tan desolado estaba que desconectó sus exosentidos y comenzó a rezar.

Al recobrar plena conciencia, el milagro había sucedido. Los tanques estaban llenos de nuevo. Resultó que el planeta estaba habitado por formas de vida compatibles con el multiconvector de la nave. Atraídos por el brillante interior de los depósitos, los curiosos primates bipedos se habían congregado por miles en su interior. 

No les dio oportunidad, cerr√≥ de s√ļbito los tanques, encendi√≥ los motores y abandon√≥ aliviado ese horrible, horrible lugar.¬Ľ
https://h2minutos.blogspot.com/

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Est√°s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est√°s comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s