PRESIÓN by Fran Arge

Sentada en el baño con el test embarazo en la mano y la mirada perdía en el futuro. Raquel, contemplaba a su madre con una sonrisa que le abarcaba el rostro, mostrando la euforia de quien ve cumplido un deseo después de mucho tiempo esperándolo. El embarazo seria recibido por todo lo alto, al igual que el primogénito de su hermana hacía ya cinco años. Tendría cuidados de reina y halagos hacia ella y su pareja. De hecho llevaba dos años desde que se había casado, siendo alentada de forma sutil en las comidas familiares a que tuviera un heredero. Luego, ese deseo se extendió a las visitas ordinarias. Incluso su marido y la madre de este se habían compinchado para incidir en que fueran padres lo antes posible.

Raquel. con una sonrisa pícara observaba con el rostro aliviado el test con resultado negativo. Los anticonceptivos que tomaba en secreto habían dado resultado

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s