Perro país de campo by Marco Alegría

El hueón está tranquilito ahí esperando.
El hueón sabe que tienes que salir a esa hora.
Tempranito.

Miras por la ventana de la cocina.
Y ahí está el hueón, esperando.
Moviendo la cola.
Cagao de frío.
Y contento.

Sabe que algo del desayuno le puede llegar.
Así que espera.
No conozco persona más paciente.

Vaho saliendo de su nariz.
Pulmones grandes.
Hueón de campo.

Le gusta correr.
Se le nota en la cara.
La lengua bien afuera.
Y da brincos.
Cortos.
De alegría.

Chuteas piedras.
El las persigue.
Y vuelve sin nada en la boca.
Para perseguir la siguiente.
No alcanza a cansarse.

Es entretenido el cómo come fruta.
Arruga el hocico.
Y lo abre bien en cada mordisco.
Come harto.
Y descansa sobre el pasto.
O sobre las murras.
El hueón es bruto.
Tiene el pellejo grueso.
Y pelaje apretado.

A veces se hace heridas en las patas.
Y hay que echarle povidona.
O cortarle un poco de pelo.
Para que se mejore rápido.

Hay cariño.
Sin vergüenza.
Ta tranquilo
Pero no logra aguantarse siempre.
Momentos hay en los que salta encima.
Con sus patas embarradas.
Mancha la polera.
El pantalón.
Le gritai.
El hueón se agacha.
Esconde la cola.
Y entra el culo.
Se queda quieto un instante.
Y el hueón está de vuelta.
Contento.

Ahí lo mirai a los ojos.
Y no ves nada.
La pureza máxima.
No estorba a nadie.



































Un comentario Agrega el tuyo

  1. Publicado en el lateral de la barra de https://masticadores.com/ Gracias!

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s