De viaje: Piso 64 by Awilda Castillo

MasticadoresChile

Un día más que comienza, sus puertas se abren y entro. Cada día lo mismo, subir y bajar acompañada, la rutina carcome mis huesos y el hastío se ha subido a la azotea de mis pensamientos, condenándome a esta silla en la que viajo. Sigo en el mismo lugar y a veces me pregunto: ¿hasta cuándo?

Recuerdo cuando cumplí 18 años, esto me parecía que era la aventura laboral del siglo y con gusto me aliste para este trabajo.

—Cely -dijo mi mamá. Si comienzas a trabajar, dejarás el estudio y eso no será bueno para ti. Le agarrarás gusto al dinero, y luego no habrá nada que hacer.

Yo no la escuché, y ahora, 10 años después me encuentro en este mismo lugar, donde mi vida se ha convertido en la rutina de llegar, comenzar a subir y bajar, buscando obtener algún placer, pero… ¡qué va! Ya eso también…

Ver la entrada original 1.682 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s