Fragmentos de una primera cita by Paloma Herrera

Santiago es el cuarto
donde queremos quedarnos
por una tarde.

El Drugstore es la bandeja
sobre nuestra cama
con dos cafés y un top de chocolate.


Del techo cuelgan grullas.
Me reflejo en la vitrina
de una tienda de hombres.
Mientras tardas
otros quince minutos.

Creo en las portadas de las novelas.
No creo en pagar la cuenta.
Creo en tu rastro cansado.
Creo en sacar de tu frente
tu sudor con mi pulgar.


En mi pequeña mochila caben
todos los credos,
mi blistex, mi alcohol gel y
un condón.
Y en tu cajetilla cabe
la promesa de portarme bien.

Dos esculturas nos miran,
en una plaza,
como un boceto en un trazo
de nuestras lenguas.

Hay una escena con un auto,
que se repite
y se repite.
Última oportunidad.

Quizás,
un mensaje en mi celular
dice: fue como abrir un regalo.

Creo en las portadas de las novelas

Creo en la portada de las novelas,
en que no falsean su contenido.

Creo en El Decamerón de Bocaccio
y en dios padre todopoderoso.

Creo en la cartografía de tus lunares
y en las canas de tu bigote.

Creo en echar llave
y meterte un calcetín en la boca.

Creo en la ficción
hasta de lo que hay dentro de tu pantalón
y dentro de mi crop top.

Creo en la madriguera que poseo
entre mis piernas.

Nací ayer y creo
en casi todo

si me lo cuentan bien.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s